Artículos sobre Gestión de Proyectos

Un diagrama de red asociado a la formulación y desarrollo de un proyecto es la forma de representar gráficamente casi todas las tareas del mismo. Esta es una herramienta que permite generar mejoras en el seguimiento, planificación y gestión del proyecto en cuestión. Por ende es muy fundamental hacerla correctamente.

Es bien sabido que hoy en día existen muchas técnicas para sintetizar todo tipo de contenido y hacerlo aún más fácil de comprender. Este tipo de herramientas son primordiales para que lleves a cabo de una forma adecuada todo tipo de acciones a realizar con base al proyecto.

¿En qué consiste el diagrama de red?

También conocidos como diagramas de PERT, estas son herramientas que cumplen con el objetivo de sintetizar y planificar mejor de forma visual un proyecto. Además, es capaz de brindar una facilidad amplia en la comprensión del mismo para los que en él trabajarán.

Así pues, es una forma de organizar la información que será empleada en el ámbito práctico de un proyecto en específico para su efectuación. Es el espacio en donde se señalará a detalle todos aquellos detalles referentes las tareas que se deberán realizar.

Visualmente, son unos gráficos que se encuentran interconectados entre sí mediante los cuales deben quedar plasmados detalles sobre las tareas a efectuar de un proyecto. Así como también, si existe alguna dependencia entre una y otra, y cómo debe seguirse la ruta para ejecutarlas.

Dentro de cada elemento, se especifica el plazo de tiempo que hay para que puedan ser logradas cada una de las tareas. Así pues, denota los pasos a seguir según sea el caso específico al haber sido cumplidas cada una de las tareas.

Una manera simple de verlo es como una especie de cronograma, que a decir verdad es en la terminología que más se adapta al diagrama de red. Asimismo, es posible especificar allí cuáles serán las conexiones externas que se deben formar para poder llevar a cabo la realización de la actividad en cuestión.

Tipos de diagramas de red en proyectos

Existen un total de dos tipos de diagrama de red, que son conocidos como el método del nodo de flechas y la red de nodos. Ambos poseen características muy específicas que permiten entenderlos a cabalidad. Conócelos un poco más a fondo.

Nodo de flechas o ADM

Ampliamente conocido como Método del Diagrama de Flechas o AMD según sus siglas en inglés, este consiste en representar con este símbolo las actividades asociadas. En términos concretos, cada actividad que conlleve a otra deberá contar con una flecha que indica esta relación.

Esto debe aplicarse aun cuando dichas actividades no tengan una relación directa o no sean concretamente dependientes. En ocasiones, esta representación en proyectos de gran magnitud, puede ser complicada. Es por esto que este tipo de representación tiene poca utilización, a menos que las actividades tengan relación directa.

Red de nodos o PDM

El Método de Diagrama de Procedencia o PDM, depende en cierto modo de flechas, pero en este caso, se permite indicar las relaciones entre actividades. Es decir, las flechas, indican si la actividad ha de terminarse o no para pasar a la siguiente. Además, en este diagrama, se permite indicar que actividades pueden ser simultáneas e independientes.

Se utilizan cuatro tipos de flechas, las que indican que una actividad debe terminar, para dar paso a otra; las que determinan que las actividades pueden ser simultáneas, aquellas que determinan que las tareas deberán culminar al mismo tiempo; y finalmente, las menos utilizadas, que indican la necesidad de culminar solo cuando se empieza otra tarea.

¿Por qué es necesario implementar los diagramas de red en cualquier proyecto?

Establecer un diagrama de red es una necesidad que no solo se denota como una parte del contenido del proyecto; sino, como una cuestión vital en el desarrollo del mismo. En este tipo de diagramas se notifican las necesidades principales y las tareas que deben ser priorizadas a fin de alcanzar el objetivo común de los realizadores del proyecto.

Contar con uno de estos mapas es algo que permite organizar de forma sencilla, rápida y eficiente, cualquier tipo de acción que haya que tomar. Su necesidad se evidencia al máximo cuando se deben reorganizar las responsabilidades y asignar objetivos a corto y largo plazo.

Adicionado a esto, el diagrama puede poner en sobre aviso de cualquier error que pudiese haber dentro del método de desarrollo del proyecto. De cierto modo, este sistema de gestión de actividades pone un mejor escenario para entender las actividades y los métodos adecuados para que sean cumplidas.

¿Qué usos puede tener el conocimiento sobre los diagramas de red?

Sin duda alguna, manejar esta información abre puertas a una nueva forma de ver cualquier proyecto, sea personal o empresarial. Un diagrama de red puede funcionar como una base para llegar a cualquier objetivo de una manera organizada; sobre todo, evitando que quede algún cabo suelto en el camino.

Este sistema de organización de actividades es muy valorado dentro de las empresas, pues ayuda a determinar la responsabilidad de cada empleado en cualquier proyecto. De esta forma, también es posible determinar quienes deben cumplir primero sus tareas. Esto fomenta un sistema de trabajo en equipo que potencia los resultados.

Aquellas personas que cuentan con la formación necesaria para realizar este tipo de diagramas, siempre son de gran importancia. La evaluación de las posibilidades y riesgos, también son habilidades que se aprecian en el organizador del proyecto.

Viendo de un modo más físico, una red organizada puede conllevar a la disminución de los fallos dentro de la empresa. Que a su vez, se traduce en la disminución de los gastos innecesarios y la falta de eficiencia en las tareas realizadas. Sin duda alguna, manejar este tipo de proyecciones y saber organizar las actividades de manera que todas lleven a un fin común, es algo increíble. Esta habilidad debería ser aplicada a todos los aspectos de la vida, permitiendo que cada vez, se obtengan mejores resultados. Atrévete a tomar la iniciativa de organizar cada detalle.

Leer más
Conclusión de Proyecto

Aunque no lo creas, una buena conclusión de un proyecto es primordial y fundamental para la correcta formulación y desarrollo del mismo de forma académica. Si ya llegaste a la porción más inferior de tu trabajo, es hora de que enfoques tu mirada en la creación del mejor cierre posible.

Es en este punto tan importante, donde quedarán plasmados muchos aspectos que son realmente indispensables para que el lector quede complacido total y completamente. Aquí es donde se efectúa el cierre final que hará que las personas hayan comprendido a totalidad el fundamento del trabajo. Aprende cómo poder hacerla perfectamente.

Leer más
Justificación Proyecto

Los diversos pasos en la creación y formulación, hacen que las bases tengan un mejor sentido, un ejemplo claro es la justificación de un proyecto. Esta debe fundamentarse siempre sobre puntos que son clave para poder darle una excelente orientación a lo que posteriormente alguien leerá y analizará a detalle.

Es de humanos errar, pero en el caso de la realización de un proyecto, sea de cualquier enfoque en particular, lo ideal es hacerlo lo menos posible. Es por ello que acá podrás aprender a cómo realizar una buena justificación del trabajo, sin la necesidad de recurrir a otros medios.

Leer más